Mi historia

Hotuiti Teao

Me vine de mi tierra completamente solo a los 14 años para convertirme en el primer profesional de mi familia. Fue duro, viví discriminación… En el deporte encontré mis virtudes y valores, muchas medallas que recibí, las recibí solo, porque mi familia estaba lejos.

Gracias a la televisión pagué mis estudios, pero lo más valioso fue que me permitió conocer la realidad de mi país gracias a múltiples instituciones y organizaciones donde fui embajador y colaborador.

Hoy soy ingeniero comercial, padre de dos hijos Sebastian y Hotunui, emprendedor y amante de mi cultura y mi familia.

Estoy orgulloso de lo que he formado con esfuerzo y perseverancia, nadie me ha contado las necesidades de la vida, las he vivido en carne propia.

El hecho de venir de un lugar tan remoto como Rapa Nui, donde no hay educación superior, pocos profesionales de la salud, alimentos carísimos y escasos, me permite tener una mayor cercanía con la realidad, con lo que realmente se necesita.

Veo en la política la posibilidad de generar transformaciones positivas, en momentos difíciles hay que involucrarse, porque desde el congreso se puede aliviar a un país entero con una política nueva, una política real, la que construye, no la destruye, la acoge, no la que aleja.

Pequeñas personas en pequeños lugares pueden hacer grandes cosas.

Hablémos

¡Tu opinión e ideas nos importan!

Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Rellena este campo
Menú